sábado, 4 de octubre de 2014

Nakama.

“¡No soy un espadachín, idiota! ¡No sé navegar!
¡Y no cocino! ¡Y no miento!
¡Estoy seguro de que no se puede vivir sin ayuda!”
Luffy


Hoy está de cumpleaños mi hijo.

Obviamente es un día especial, pero lo cierto es que siento que está de cumpledía cada día.

Vivo ya de forma definitiva con él desde hace un par de años y podría decir que hemos fortalecido una cercanía que agradezco.

Consciente de que está creciendo y que por su edad ya le queda cada vez menos tiempo para que estemos tanto juntos, trato de aprovechar al máximo dicho tiempo.

A veces, de hecho, me cuestiono incluso si no le ocasionará dificultades esa cercanía y trato de darle más espacio.

Así, a pesar de una serie de dificultades y cosas pendientes, creo que todo esto se ha ido transformando, sin embargo, en una buena forma de vida.

Y claro… vuelvo entonces a agradecer todo esto.

Hoy en día, por ejemplo, diseñamos juntos un juego a partir del animé One Piece, que estamos viendo juntos.

Ya vamos acercándonos al capítulo 400 y, si bien la serie lleva algo así como 670, no dejo de esperar que salgan más y que este “proyecto” se alargue.

Y es que hoy, debido a la edad de mi hijo, es muy probable que sea la última gran serie que veamos juntos.

Lo digo con alegría, por cierto, pensando en la vida que al espera, también, lejos de aquí.

Y claro… diseñamos el juego para que tenga una serie de etapas que nos permitan ir avanzando juntos, todavía un tiempo más.

Creamos reglas, recortamos y pegamos casillas, preparamos figuras… y disfrutamos del proceso, por cierto.

Así, no sé cuánto tiempo nos lleve terminarlo, pero espero al menos que sea un tiempo pleno.

Ninguna otra cosa tiene cabida hoy, en su cumpleaños.

2 comentarios:

  1. Buena forma de celebrar. No sólo el cumple, sino, fundamentalmente, al vida.
    =)

    ResponderEliminar

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales