sábado, 17 de abril de 2010

Anexo: Desde donde llega el sol.

Como contaba en la entrada anterior este es una historia que le escribí a mi hijo hace varios años. La idea de su lenguaje era que fuese él mismo quien lo leyera, con palabras sencillas y frases cortas, y un dibujo o algo para que ayudase en cada página (si alguien lo lee y no se lo imagina supongo que no resultará la lectura). Aquí va, sin dibujos y sin división en páginas (aunque se marcan por un número antes de cada párrafo). Nunca tuvo título, pero en mi archivo se llamaba:
.
.
Desde donde llega el sol.
.
(1) Un día Hugito, mientras jugaba en el jardín, vio que venía su papá acalorado:
traía la chaqueta en la mano y la corbata para atrás.
.
(2) Como el papá de Huguito era un tanto despistado, no lo vio en el jardín
así que apretó el timbre: ¡Riiing! sonó el timbre
.
(3) Entonces el papá pudo pasar, y mientras avanzaba hacia la casa...
¡Paam!
En el suelo terminó
Huguito se había colgado de sus piernas para darle un susto y un abrazo
.
(4) Jugaron un rato que a Huguito le pareció muy corto, pero su papá
debía volver al colegio donde era profesor.
Entonces a Huguito se le ocurrió un plan:
."Voy a meterme en la chaqueta de papá y así
podré jugar un rato más"
.
(5) Pero la chaqueta de papá no era muy grande, y además tenía los bolsillos
llenos de papeles, lápices, tarjetas y plumones.
Así que a Huguito se le ocurrió una idea aún mejor:
"Voy a ser yo mismo la chaqueta, y así me iré con papá"
.
(6) Entonces Huguito se puso igual que la chaqueta, en una silla,
y dejó la chaqueta entrev los juguetes.
.
(7) "Es muy tarde, me tengo que ir" Dijo de pronto el papá de Huguito,
y rápidamente tomó sus cosas,
se despidió de la chaqueta que estaba entre los juguetes
y se llevó a su hijo bajo el brazo
.
(8) Al llegar al colegio, todos los niños lo miraron aguantándose la risa.
Huguito cerraba los ojos y se concentraba
para parecerse más a la chaqueta.
Iban a seguir las clases.
.
(9) Huguito y su papá entraron en una sala grande y muy bonita.
Los niños se paraban para saludar:
"Buenos días niños"
"Buenos días profesor"
.
(10) Los niños se sentaron Y Huguito fue puesto en la percha,
como una chaqueta.
Quedó colgado como un monito
agarrado de las manos.
.
(11) Los niños no paraban de mirar a Huguito que ya casi se caía
"Muy bonita su chaqueta" dijeron los niños
y rieron.
"¿Les gusta?" Dijo el padre de Huguito.
"Pues me la voy a colocar"
.
(12) Entonces fue y tomó a Huguito, que se colgó de su padre,
quien, como era despistado,
no se daba cuenta de nada
Huguito, mientras, le hacía señas a los niños
para que guardaran el secreto
"Fue una clase entretenida" dijeron los niños al final.
Y le sonrieron a Huguito, como a un viejo compañero
.
(13) Pero en la casa de Huguito otra aventura ocurría:
la chaqueta,
cansada de ser tratada como un trozo de tela,
comenzó a jugar con los juguetes
y hacerse pasar por Huguito
.
(14) Cuando dijeron: "Hugo, ven a tomar tu leche con galletas"
la chaqueta fue de inmediato
y como la leche tenía chocolate
estuvo muy contenta.
"Esta si es vida" decía la chaqueta,
mientras reía por sus ojales.
.
(15) Jugó con autos, plasticina y robots que se armaban
y desarmaban.
La pasó muy bien.
Inluso se preocupó de dejar todo ordenado
para que no lo regañaran
y no la descubriera nadie
.
(16) Incluso un helado de frutilla se ganó, pues la mamá de Huguito
la premió por tener todo ordenado aquel día:
"Te has portado muy bien hoy", le dijo.
Y besó a la chaqueta en una manga.
Luego la tapó con una manta,
pues se había dormido en un sillón.
.
(17) Mientras, Huguito, en el colegio, estaba un poco cansado
de tanto colgar de su papá.
Así que se bajó y fue a jugar con los niños al recreo.
Jugó básquetbol, fútbol y hasta pin-pon,
y en eso estaba cuando sintio el ruido de un timbre.
.
(18) Un hombre calvo y de bigote salió a decirles a los niños:
"Ya deben volver a clases, paren de jugar"
Y lo peor era que los niños le hacían caso,
alegaba Huguito.
.
(19) Entonces el niño que jugó pin-pon con él le dio una idea:
"Como eres chiquito anda escondido
y toca de nuevo el timbre, para que volvamos a jugar"
.
(20) Entusiasmado, Huguito se agachó entre los niños
y fue muy calladito hacia la oficina del hombre calvo.
Incluso tuvo que pasar por entre las piernas
del hombre, pues éste tapaba la puerta.
.
(21) ¡Riiing! Sonó el timbre nuevamente. Y todos los niños
volvieron a jugar.
.
(22) Y como el hombre calvo se dio vuelta para ver
quien había sido,
Huguito tuvo que volver a hacerse pasar por chaqueta,
tan bien que el hombre no se dio cuenta
que el niño estaba ahí.
.
(23) "Esto no puede ser", decía el hombre calvo, mientras se ponía
rojo como un tomate y salía humo de su bigote.
"Algo deben haber hecho estos niños"
Así que tomó un aparato que servía para hablar fuerte
y les dijo a los niños:
.
(24) "Deben volver a sus salas, ya tendrán tiempo
para jugar de nuevo"
Pero nadie había escuchado nada.
El hombre calvo se ponía más rojo y repetía las palabras.
Entonces se dio cuenta que alguien le había
sacado la batería a su aparato....
y en vez de rojo se puso morado
.
(25) Y para no ponerse de otro color decidió llamar a una reunión
a todos los profesores. Y les dijo:
"Están pasando cosas extrañas en el colegio.
Creo que anda un bromista suelto"
.
(26) El papá de Huguito, dijo también: "A mí me han escondido
la chaqueta, y creo que un libro también"
Pero como vio que el libro lo tenía en la mano se puso colorado.
.
(27) "Démosles el día libre" dijo entonces un profesor
que tenía una mancha en su corbata.
Y todos aplaudieron la idea.
Hasta el hombre calvo aplaudió,
y dejó de ser morado y rojo,
aunque siguió siendo calvo.
.
(28) Cuando los niños supieron la decisión saltaron contentos
y abrazaban a Huguito como a un gran héroe:
"Viva Hugo... el niño que nos dejó jugar toda una tarde..."
"¡Viva!" gritaban todos, mientras lo llevaban
sobre los hombros y recorrían con él todo el colegio.
Hace mucho tiempo querían tener un día libre,
pensaba Huguito.
.
(29) Mientrs, en casa del niño, la chaqueta estaba algo cansada.
Por hacerse pasar por Huguito había tenido
que hacer sus tareas, y aunque eran entretenidas,
eran muchas, ya que Huguito se olvidaba de hacerlas
de tanto jugar todos los días.
.
(30) La chaqueta tuvo que hacer lo siguiente:
1. Recortar letras A.
2. Sumar.
3. Dibujar imágenes para una historia.
4. Escribir una página de letras O.
Pero esto último lo hizo con ayuda de sus botones
así que fue muy fácil.
.
(31) Entonces la mamá de Huguito le dijo:
"Ahora sólo tenemos que bañarte,
luego yo te leeré un cuento"
Pero la chaqueta al escuchar esto se asustó
y decidió esconderese.
.
(32) La chaqueta tenía miedo pues ella no podía lavarse con agua
pues se echaba a perder.
El papá tenía que llevarla a un lugar especial
que se llamaba tintorería.
.
(33) Primero se escondió bajo la mesa,
pero pensó que podía ensuciarse.
.
(34) Luego quiso esconderse detrás de una puerta blanca,
pero terminó tiritando de frío,
pues era el refrigerador.
.
(35) Y de tanto pensar y pensar al fin se dio cuenta que todo era fácil:
"Debo volver a actuar como chaqueta", pensó.
Y se volvió a colocar en una silla,
como al principio.
.
(36) De vuelta en el colegio ya era hora de irse.
Los niños estaban alegres, pero ya cansados.
Además todos tenían un nuevo amigo, y querían
contárselo a sus padres
cuando volvieran a casa
.
(37) Se trataba de Huguito, quien además de jugar
había ganado un concurso de trepar,
pues era muy hábil en eso,
como un monito.
Por todo esto fue nombrado ese día:
.
(38) 1. Rey de los recreos infinitos.
2. Campeón en básquetbol, fútbol, pin-pon y taca-taca.
3. Mejor chaqueta multiuso de la ciudad
4. Híper.Mono-Ninja-Trepador.
.
(39) Así que Huguito estaba contento, pero también cansado.
Se despidió de los niños uno por uno
y prometió volver pronto para jugar más.
.
(40) Entonces volvió donde su papá y lo abrazó muy fuerte,
tanto que quedó colgando de él mientras
éste seguía buscando su chaqueta:
"Yo sé que estaba por aquí", decía despistado.
Entonces miró a su hijo que colgaba de él, abrazado,
"Qué raro, No me había fijado que la tenía puesta".
Y se fue nuevamente a la casa de su hijo.
.
(41) Pasó por el jardín y entró por la puerta de su casa,
que estaba abierta.
Huguito se bajó de su papá sin que él se diera cuenta
y buscó el cuaderno de tareas,
pues sabía que tenía que hacer muchas
y estaba atrasado.
.
(42) "¿Acaso quieres hacer tus tareas de nuevo?"
Le preguntó la mamá
"Recuerda que ya las hiciste todas y te portaste muy bien hoy día"
.
(43) Huguito no sabía qué pasaba.
Pero fuera lo que fuera,
era bueno.
Había jugado mucho, tenía nuevos amigos,
y sus tareas estaban hechas.
Y muy bien hechas.
Huguito las veía y estaba seguro
que se iba a sacar un siete
.
(44) "Si sigues portándote así", dijo el papá de Huguito,
"pronto te voy a regalar una chaqueta como la mía.
A todos mis alumnos les gusta muchoy hoy me di cuenta
que me da una alegría extraña cuando la llevo.
Es, sin duda, la mejor chaqueta del mundo."
Y la chaqueta en la silla se infló de alegría.
.
(45) Entonces en la casa de Huguito todos rieron:
1. Huguito
2. Su mamá
3. Su papá
4. La chaqueta
.
(46) Tanto rieron que comenzaron a ponerse también morados,
como el señor calvo del colegio.
Huguito tenía los ojos cerrados apretados mientras reía.
Era como si le llegara el sol desde todos lados
y le hiciera cosquillas,
y también como que el sol y las risas
fueran un ejército de cascabeles que sonaban en la casa...
.
(47) Y para que no dejen de sonar esos cascabeles,
mejor terminamos aquí esta historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales