martes, 18 de febrero de 2014

¿Me lo prometes, Prometeo?



El texto que a continuación se reproduce corresponde a la traducción de un conjuro milenario que hasta el día del hoy se realiza en la costa sur de la isla de Chipre, específicamente en el poblado de Aetokremnos, una de las primeras regiones europeas en la que se reconoce hubo actividad humana. El manuscrito original, sin embargo, fue encontrado en la región de Khirokitia y fue transcrito por petición expresa de Alejandro Magno en el año 331 a. de C.

Dicho conjuro, incidiría, según los estudios de los expertos, en la manifestación del fuego como símbolo divino del conocimiento. Por lo anterior, habría sido parte de una oración realizada por los gobernantes de la isla, para que el pueblo chipriota alcance la sabiduría necesaria para seguir los caminos señalados como correctos por los dioses.

Asimismo, el cobre, mineral abundante y de suma importancia en la isla –de hecho Wingarden ha realizado un extenso estudio demostrando la relación etimológica entre el término cobre y el nombre de la isla-, habría simbolizado el fuego robado por Prometeo a los dioses y escondido en la región, transformándose en mineral.

Por otro lado, y cerrando así nuestro preámbulo, las creencias de los habitantes de la región apuntan a una explicación más simplista del conjuro, vinculándolo principalmente con el alivio de malestares gastrointestinales, muy característicos de los chipriotas en los meses impares del año.



Texto
(Traducción propia)


Oh, Prometeo… (…)*
Si tú (…) en (…)
(…) rocas (…)
Nosotros siempre (…)
(…)
Sí (…)
(…) Merecemos oh, Prometeo… (…)
Deseamos (…)
(…) Una y otra rodilla (…)
Oh, Prometeo (…)
Ojos no (…)
Tuc, tuc… (…) toc
Secreto (…)
(…)
Nosotros nunca (…)
(…)
¿¡Qué…!? (…)
(…)
Mi madre fue una santa, Prometeo (…)
(…) Oh, tú… (…)
(…)
El de orejas frondosas (…)
Toc, toc (…) tuc
Sí (…)
(…)
Uno, dos (…) Uno, dos (…)
(…)
Probando (…)
(…) ¿Sí?
(…)
(…) ¿Me lo prometes, Prometeo?
(…)
¿Me lo prometes…?



* (…) Sectores señalados con ese signo se encuentra ilegible, en el original.

2 comentarios:

  1. Yo me limito a traducir. Alguien debe tener una interpretación para eso.

    ResponderEliminar

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales