viernes, 30 de septiembre de 2011

¿Non sense?

.
“Creyó ver en el empleado de banco
que bajaba del autobús
fijándose bien vio que era
un hipopótamo enorme
si se queda a comer, se dijo,
qué va a pensar mi mujer”
Lewis Carroll
.

Cuando dos van bajo
un paraguas para tres
van incómodos los tres.

¡Qué lindos los paraguas!

Miran la lluvia
con un solo ojo
y el agua se les mete a ese ojo.

¡Qué ingenuos los paraguas!

Si hubiese alguien arriba
que los viera florecer
cuántas cosas podrían florecer.

¡Qué flores los paraguas!

A veces una ardilla
y a veces un zorro,
pero menos veces el zorro.

¡Qué escondites los paraguas!

Una vez de cada cuatro, sin embargo,
los paraguas se cierran.
Sobre los que están abajo, se cierran.

¡Qué plantas carnívoras, los paraguas!

La noche llega entonces más oscura
porque todo está cubierto
y hasta el hombre está cubierto.

¡Qué mortajas, los paraguas!

El zorro sabe y no lo dice,
la ardilla tampoco desconoce
(el hombre todo desconoce)

¡Qué de historias, los paraguas!

¡Qué acertijo!



1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales