domingo, 13 de febrero de 2011

Sergio Livingstone comenta: La metamorfosis, de Franz Kafka.

.
.
-Mire, ante todo debo reconocer que no leí entero el libro, pero vi la película el otro día con uno de mis nietos, el Tomasito, que tenía una prueba en el colegio y como es medio flojo, a veces me pide ayuda, y me dice que le explique cosas…

-¿Ve harto a sus nietos?

-Mire, no tanto, pero está bien… además para qué van a querer ver a un viejo canoso… ellos tienen que ver otras cosas, salir, conocer muchachas… cosas de jóvenes…

-Pero usted debe ser una atracción para ellos… la experiencia, las historias…

-¿Usted cree…? Yo no creo que tanto, realmente… además uno se alarga y se pone fome y le termina hablando de gente que no alcanzó a salir ni en fotos… si uno habla tonteras no más a esta edad…

-Pero ya ve, todavía su nieto… ¿Tomás? se acerca a pedirle ayuda por un libro…

-Ah claro, el Tomás sí, pero es que ese es medio flojo… ojalá no se me enoje… de todas formas, eso fue hace años ya, si hoy el Tomás debe tener cuánto… haber, si nació para el mundial del 86… como 25 años…

-Ah, fue hace tiempo entonces…

-Poquísimo… si él nació hace 25 años no más… claro que para uno es poco, para usted debe ser mucho más, y a lo mejor hasta se asusta… uno en cambio ya le perdió el susto a esas cosas de los años y todo eso…

-¿Y fue entonces que leyó La metamorfosis?

-No, fue antes, pero no me pregunte cuándo… además como ya le dije no la leí entera… de todas formas con la película entendí más… o sea, lo que uno puede entender de alguien que se convierte en bicho…

-¿Y qué le pareció la historia?

-Mire, voy a ser sincero, porque si no me demoro más… la historia es bastante fome, o sea un tipo que ya era extraño desde antes se despierta convertido en bicho y lo dejan encerrado en su pieza… o algo así… ¿voy bien?

-...Sí, o sea, es su comentario…

-Es que mire, yo sé que el libro es importante, no es que uno se le olviden esas cosas, pero si me pregunta por la historia tengo que decir eso… es como si me preguntaran de un partido cero a cero…

-Pero hasta un cero a cero puede ser entretenido si hay tensión, o si el empate a lo mejor le sirve a alguno…

-Pero es que acá es un cero a cero donde el empate no le sirve a nadie, como en el cuadrangular de Panguipulli de 1944, cuando Progreso empató con Espíritu Santo y Green Cross los pasó y salió campeón…

-Ya…

-A lo mejor se ofende alguien, pero es que el libro me ofendió a mí, y me hizo preguntarme… cómo pueden dar a leer esos libros donde no hay romance, ni aventuras… y donde un tipo quiere volver a ser humano sin saber para qué… además su vida era fome, no me va a decir que no…

-No, si era fome, tiene usted razón…

-Y no digo que la de uno deba ser mejor… o sea a uno mismo le pasó eso de levantarse un día y convertirse en viejo, y supongo que llega el día en que uno se despierta y se encuentra muerto, pero es que hay tantas cosas qué hacer entre medio… ¿Cómo es que se llamaba el autor del libro ese?

-Kafka.

-No, no el apellido, el nombre digo yo.

-Franz.

-Eso, Franz mejor, es que no me gusta eso de llamarse por el apellido… me acuerdo que eso me lo decía siempre un arquero que yo admiraba harto y que jugaba allá por el año 35 en la Unión Española… claro que el tipo tenía apellido Pichulman y sonaba medio feo, pero yo creo que lo decía por todos… Además yo le tenía respeto, él volaba en al arco… y no es exageración, realmente volaba, yo creo que si no hubiese sido por la pelota que atrapaba el tipo hubiera seguido de largo y se hubiera ido como un cometa… ¿Por qué estamos hablando de él a todo esto? Parece que me perdí un poco.

-Parece que por el nombre, usted me preguntó por el nombre de Kafka.

-Tiene razón usted… ¿y cuál me dijo usted que era el nombre?

-Franz.

-Franz entonces. Yo si hubiese visto a Franz… ¿porque está muerto cierto…?

-Sí, muerto.

-Bueno, eso. Yo si lo hubiese visto vivo le habría dado un abrazo y lo hubiese invitado a jugar con nosotros y hasta lo hubiese puesto de win derecho, para que se hiciera importante y a lo mejor hasta hiciera un gol… nada de pudrirse ahí y convertirse en bicho… yo le habría presentado una chiquilla alegre, bien dama eso sí, pero alegre, y me hubiese gustado verlo corriendo, en short, o hacerlo reír… yo donde hablo hartas leseras a veces soy bueno para hacer reír, ¿no cree?

-Sí, yo creo…

-Lo único malo es que como soy un poco enamorado capaz que me hubiese gustado la chica de él también y ahí habría tenido que dejar de verlo… ¿no le pasa eso a usted?

-¿Qué cosa?

-Quedar embobado con todas esas chicas lindas que pasan por ahí: pecosas, colorinas, rubias, morenas… todas lindas… ¿no le pasa?

-Sí, me pasa a veces…

-Pero lo dice usted sin ganas… como si no lo creyera… ¿o acaso usted es como Carcuro?

-¿Cómo…?

-Usted sabe… Carcuro. Pucha, no me haga hablar mire que yo no sé mentir ni callarme cosas…

-¿Es maricón Carcuro?

-Oiga cómo lo dice usted… bueno… ¿esto se va a publicar en alguna parte?

-No, o sea, a lo mejor, pero va a parecer mentira, y además casi nadie me lee.

-Que bueno entonces, mire que el Pedrito tiene influencia en el canal, y estas cosas son serias… morrocotudas, como dice él… oiga, pero a todo esto ¿Franz era así también…?

-¿Homosexual?

-Sí, o no sé, raro… hay tantas cosas que se ven ahora…

-No, no lo era, de hecho tiene harta correspondencia amorosa, pero al final siempre renunciaba a las mujeres por la escritura, o eso les decía al menos.

-Mmm, yo creo que ahí sí que estuvo mal, debiera estar prohibido darles a leer a la juventud libros de autores que no se la jugaron por las personas que querían… o que vivieron encerrados… con razón está la juventud así hoy día…

-No lo había pensado de esa forma.

-Claro que no, hay que ser viejo para entender, eso es lo malo… pero lo bueno es que uno ya entendió… pero claro uno disfrutó también… ¿usted de cuáles es, a todo esto?

-¿Cómo de cuáles?

-De los que son como Franz, o de los que se la juegan y viven y se enamoran de las chicas bonitas.

-No lo sé realmente, para ser sincero.

-Pero si tuviera que decidir, como Franz…

-Es que no sé, a lo mejor hay más opciones…

-Tal vez, pero entonces hay que buscarlas, si no uno se estanca y termina convirtiéndose en bicho, y después ya no hay vuelta…

-…

-De todas formas recuerde que esto es sólo una opinión, un comentario… y más encima de un libro que no terminé de leer… así que en una de esas me equivoco, ¿quién sabe?
.

1 comentario:

  1. cuando se dice que no se publicará, debe ser cierto

    ResponderEliminar

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales