miércoles, 25 de febrero de 2015

¿Sin palabras no sé cosas?

“Yo solo sé vivir las cosas cuando ya las viví.
No sé vivir. Solo sé acordarme”.
C. L.


¿Sin palabras no sé cosas?

No lo sé.

Una vez, por ejemplo, un pozo.

Arriba el sol.

Abajo el dolor de no saber.

Las máquinas desechadas.

Luz pequeña reflejada de ningún sitio.

Papeles viejos.

Todo es ruido.

Dolor de no saber, incluso.

Una pelota vieja.

Un muerto al fondo del pozo.

Un muerto en que se refleja una luz de ningún sitio.

Las máquinas.

El tiempo.

Ellos después te preguntas por las máquinas.

Yo hablo del dolor, de la luz y del muerto.

Ellos me piden información sobre las máquinas.

Todo es ruido, le digo.

No sé cosas, sin palabras.

Y en el pozo no hay palabras.

Todo es pozo.

No se sabe, incluso, si se sale.

Nadie sabe.

El sol refleja luz, también, desde otro sitio.

El muerto no sabe que está muerto.

Su reloj en la muñeca sigue haciendo ruido.

Todo es falso, tal vez.

El árbol crece por inercia.

El árbol en la muñeca del mundo.

El muerto al fondo del pozo.

El reflejo de una luz que no viene de sitio alguno.

¿Sin palabras no sé cosas?

No lo sé.

Había una vez un pozo, decía el cuento.

Principio y fin, por cierto, decían la misma frase.

1 comentario:

  1. Que el muerto no esté muerto. Que el muerto esté solamente dormido...

    ResponderEliminar

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales